jueves, 27 de abril de 2017

ATREVERSE CON UNA REHABILITACIÓN TÉRMICA EN LA FACHADA


  1. DE VUELTA CON LAS OBRAS EN UNA COMUNIDAD


En artículos anteriores hemos señalado cuáles eran los errores más comunes de las Comunidades de Propietarios a la hora de enfrentarse a una obra y hemos planteado una serie de pautas para salir de ellas de la forma más airosa posible.

Hoy, en Ingeniería para Optimistas, focalizamos el centro de nuestra atención en una de las actuaciones más demandadas últimamente: APLICACIÓN DE AISLAMIENTO TÉRMICO EN UNA FACHADA.


Y es que, aunque pudiera parecer que está todo dicho, nada mejor como ver un ejemplo de cerca, para entender la importancia de un buen asesoramiento en todo aquello que vayamos a emprender.


Por otra parte, con este artículo pretendemos dar a conocer a nuestros seguidores (los ciudadanos de a pie que miran la vida con curiosidad y optimismo) en qué consiste un “SATE”, desmitificar la complejidad de este tipo de obras y, una vez más, concienciarnos sobre la necesidad de integrar el ahorro energético en nuestro día a día.


Una aclaración antes de empezar, hemos asociado esta actuación (en este primer apartado) a las comunidades de propietarios, simplemente porque la fachada es una zona común de un edificio, y los edificios es más complicado el articular una obra.  Pero es igualmente aplicable a un chalet aislado o adosado, en cuyo caso las decisiones pertenecen exclusivamente a los propietarios directos.


  1. UN REPASO POR LA MEDIDAS DE AHORRO ENERGÉTICO.


Si recordáis, cuando estuvimos hablando de los certificados de eficiencia energética de las viviendas (CEE (II)), dimos ya unas breves indicaciones para tener en cuenta a la hora de ahorrar:
  • Controlar la duración y temperaturas de calefacción y refrigeración.
  • No desperdiciar agua caliente.
  • Elegir electrodomésticos con la máxima eficiencia posible (identificable a través de la calificación de la etiqueta, según 7 niveles de consumo, que de mayor a menor están definidos por las letras y signos: A+++, A++, A+, A, B, C y D).
  • Ir introduciendo aislamientos en nuestra vivienda, en la medida de nuestras posibilidades.


Precisamente el último apartado, el de ir introduciendo aislamientos, es el que vamos a desarrollar en este artículo, y más concretamente, concretamente la solución SATE “Sistema de Aislamiento Térmico Exterior”.


  1. EN QUÉ CONSISTE LA SOLUCIÓN SATE.


Realmente es un conjunto de alternativas que presentan un nexo común: actuar desde el exterior.


Imagen nº1: Sección de fachada con aislamiento exterior. Fuente CYPE Ingenieros, S.A.



Una de las más populares en edificios que se rehabilitan consiste en la adhesión de unas planchas (lo hay entre 3 y 20 cm de espesor, siendo usual 6 o 10 cm) de aislante térmico (*) con una capa final de mortero monocapa.
(*) Técnicamente conocido como panel rígido de poliestireno expandido, o por sus siglas, panel EPS.


Veamos el esquema técnico:


Imagen nº2: Esquema constructivo del Sistema ETICS (*) Traditerm “Grupo Puma”.
Fuente “CYPE Ingenieros, S.A.”

(*) Siglas en inglés correspondientes a “External Thermal Insulation Composite Systems.  El equivalente en español a Sistemas de Aislamiento Térmico por el Exterior.


LEYENDA IMAGEN Nº2:
_ SUPERFICIE EXISTENTE:
1: SOPORTE. En este esquema la superficie grafiada como soporte es un ladrillo cerámico.  Para nuestro ejemplo lo vamos a imaginar como si fuera caravista (el de la imagen nº3).
_ COMPONENTES DEL AISLAMIENTO:
2: PERFIL DE ARRANQUE.  Para dar un primer apoyo y estabilidad al panel de aislamiento.
3: PERFIL DE ESQUINA.  La misma función.
4: MORTERO ADHESIVO, para ir fijando el aislamiento al soporte
5: AISLAMIENTO. Se trata del panel EPS que hemos citado más arriba.
6: FIJACIÓN MECÁNICA. Además del mortero adhesivo (nº4), las placas se sujetan con tacos de expansión.
_ COMPONENTES DEL REVESTIMIENTO
7:  MORTERO BASE. El de esta marca es impermeable al agua, pero permeable al vapor, dato importante para evitar condensaciones en el interior de la vivienda.
8: MALLA DE FIBRA DE VIDRIO. En este caso lleva un tratamiento anti-álcalis.  Su función es de refuerzo, para aumentar la resistencia a impactos.
9:  MORTERO DE BASE. Esta segunda capa protege la malla anterior.
10: IMPRIMACIÓN.
11: MORTERO DECORATIVO.


124959-F.E. detalle.jpg
Imagen nº3: Edificio construido en 1977 con fachada acabada en ladrillo caravista, sin rehabilitar.
Fuente: Profacility.

Imagen nº4: Edificio de la misma época y zona que el anterior, en proceso de rehabilitación.
Fuente: Profacility.

125125-ej monocapa.jpg
Imagen nº5: Edificio de la misma época y zona que el anterior, recientemente rehabilitado.
Fuente: Profacility.

NOTAS:
(La propiedad ha elegido un acabado en mortero acrílico)
(Por otra parte, también se puede apreciar que, como parte de esta rehabilitación, se ha realizado una mejora estética, renovando barandillas e incorporando celosías en los extremos de las terrazas y en los patios, ocultando las zonas de tendedero).


Esta solución con acabado final en mortero decorativo (imagen nº5) es la que se suele elegir por ser la más económica y, por ello, la que hemos tomado como ejemplo.  Una alternativa a ésta, sería elegir la capa final de baldosa cerámica (de aspecto similar a ladrillo caravista).


Imagen nº6:  Esquema constructivo en caso de elegir un revestimiento cerámico Traditerm “Grupo Puma”.  Fuente “CYPE Ingenieros, S.A.”
NOTA:
(Esta opción resulta menos económica, por las propias piezas cerámicas y por el mayor número de capas de refuerzo que requiere este revestimiento).


  1. POR DÓNDE EMPEZAR


Y llegamos a la parte que más nos gusta en este blog: planificación y organización.


1_ CONSULTAR.
_ En primer lugar, consultar en vuestro Ayuntamiento si hace falta PROYECTO TÉCNICO para este tipo de actuación.  
_ Si la respuesta es que sí, con el encargo del proyecto tendremos garantizado el estudio de necesidades, la propuesta de soluciones, la definición de la actuación a realizar y la dirección de las obras.
_ ¿Y si es que no? ¿Qué haríais? ¿Buscar una constructora directamente? ¿O varias para comparar los presupuestos? En este caso, reflexionemos:
  • ¿Estamos seguros de que todos los presupuestos incluyen los mismos conceptos? (Pueden no poner la malla, o elegir un mortero que no tenga propiedades permeables al vapor de agua, o una constructora poner un aislante de 4 cm y otra de 10 cm (resultando ésta más cara)).
  • ¿Sería justo en este caso seleccionar a la constructora más barata?





Imagen nº7: Desperfecto en revestimiento monocapa. Fuente: Eva Pareja.




PROBLEMA AGUA.jpg
Imagen nº8: Efectos del agua en revestimiento monocapa ejecutado sin goterón. Fuente: www.anfapa.com

2_ DEFINIR.
_ Difícilmente, si vuestro Ayuntamiento no os exigiera Proyecto de Ejecución, difícilmente os puedo convencer para encargar uno, puesto que no deja de ser un coste más.  Pero sí podéis encargar un “Estudio Técnico” o “Proyecto Básico”, más económico que el anterior y con una garantía de calidad “suficiente”, ajustable a vuestras necesidades.  Su contenido debería incluir, entre otros:
  • Cuál es la CALIFICACIÓN ENERGÉTICA actual del edificio y qué medidas necesita para mejorarla (a partir de la certificación de eficiencia energética, CEE).  Por ejemplo: puede que para aumentar una letra sea suficiente con un espesor de 6 cm. Puede darse el caso de que para aumentar dos letras necesitemos un espesor de 15 cm.  En dicho caso, los espesores intermedios, sí nos darán más aislamiento, pero no mayor calificación.  Ya tengo argumentos para descartar una placa de 4 cm y datos técnicos para elegir la que más me conviene, en función de mi presupuesto (o mi compromiso con el medio ambiente).
  • Valorar la conveniencia de aislar térmicamente también la CUBIERTA. Del estudio de la propia CEE se puede desprender si mejora la calificación del edificio en caso de aislar la cubierta.  Una posibilidad, en caso de no ser determinante su aislamiento según la CEE, y en caso de no haber interés por parte de la Comunidad de Propietarios en aprobar este coste, sería aprovechar para valorar económicamente esta actuación y, al menos, poder elegir si este coste lo quieren asumir los vecinos de la última planta (para quienes posiblemente sí suponga una mejora en su calidad de vida).  
  • Definir CALIDADES Y SOLUCIONES CONSTRUCTIVAS, por ejemplo la instalación de perfiles de refuerzo y formación de goterones, de aplicación en las esquinas superiores, para que cuando llueva, las gotas modifiquen su recorrido hacia el exterior y no arrastren por la pared (causando el efecto de la imagen nº8).

perfil goterones.png
Imagen nº9: Detalle de perfil de formación de goterones TRADITERM.  
De aplicación en el marco superior de las ventanas, como refuerzo. Fuente: www. grupopuma.com
Y si, por ejemplo, debido a su grosor, el nuevo revestimiento sobresale por el alféizar de las ventanas, otra solución que se puede anticipar es la colocación de un vierteaguas, sobre el alféizar original, en cuyo desarrollo se incluya la formación de dicho goterón.

Imagen nº10: Ejemplo de vierteaguas metálico con goterón. Fuente: Grupo Puma



  • Elaborar unas MEDICIONES DEFINIDAS, que sirva como documento de referencia para el presupuesto a solicitar a las distintas constructoras, con el fin de poder comparar posteriormente los presupuestos recibidos en base a los mismos conceptos.
  • DIRIGIR LA OBRA. En la fase de ejecución, que consiste básicamente en comprobar que lo que la constructora está ejecutando es lo mismo que se le ha contratado, en comprobar también las periódicamente las mediciones de obra ejecutada (que sirven de base para la facturación) y en resolver las incidencias que puedan surgir durante el desarrollo de los trabajos.


3_ SELECCIONAR.
_  Como hemos nombrado anteriormente, la constructora más barata no tiene porqué ser la mejor.
_ Si hacemos la selección a partir de un presupuesto basado en un proyecto, o en su defecto, de un documento técnico similar, al menos tendremos la confianza en que todas cumplirán unos estándares mínimos de garantías.
_ Es interesante ponderar también en la elección de una u otra empresa otros factores.  Entre ellos: el plazo de ejecución, la experiencia de la empresa, la formación de los aplicadores (por ejemplo, Grupo Puma imparte una formación específica, en la que incluye recomendaciones como el número de tacos adecuado por placa, cómo instalar de forma efectiva cada tipo de perfil, cuál es el ancho mínimo de solape entre las mallas, etc.), la solvencia de la empresa o la cuantía de su seguro de responsabilidad civil.


  1. EFICIENCIA ENERGÉTICA Y MEDIO AMBIENTE.


¿Qué os parece el SATE? ¿Habéis oído antes hablar de ello?  


Quizás no tanto, porque no es la solución que más se recomienda (a efectos de mejoras en los certificados energéticos), simplemente porque los técnicos intentamos proponer otras alternativas más económicas (o económicamente viables).


Por otra parte, cuando se estudia una vivienda de un bloque de pisos, no se puede plantear de forma unitaria, puesto que la fachada es un elemento comunitario y corresponde a la Comunidad de Propietarios tomar esta decisión.  


Lo que no tiene sentido hoy en día es tomar la decisión de rehabilitar una fachada y no incluir un aislamiento térmico, o dejarse los patios interiores sin hacer.


Al final, el mensaje de Ingeniería para Optimistas a través de cada artículo, es el de tomar conciencia del compromiso de cada uno de nosotros con el medio ambiente. Y aprovechar las oportunidades que nos vayan surgiendo para ahorrar en el consumo de recursos naturales y para contaminar lo menos posible. Así de sencillo. Nuestro granito de arena para conservar el planeta que heredarán nuestro hijos.


Imagen nº11: 
Nota: En rojo 29ºC, en verde 21ºC y en azul 8ºC.  
Fuente de la imagen: http://www.solucionesespeciales.net